10 octubre, 2017

Gastronomía

Sabores y Colores de una Tierra Antigua

En Alpujarra de la Sierra, al igual que en toda la tierra alpujarreña se mantiene viva una cocina sencilla, natural y sabrosa, con una gran variedad de platos autóctonos de calidad que hacen de la gastronomía alpujarreña un atractivo en sí para los que se acercan a la comarca en general.

Los platos típicos de los pueblos son la olla de hinojos, las gachas de “ajo quemao” y las gachas de caldo colorao, el guisaillo matancero, el potaje de castañas, los buñuelos… y gran variedad de exquisitos dulces de origen morisco. Todo al calor de la lumbre con la sabiduría ancestral de estas tierras altas.

Los frutos de la tierra, honda tradición

La cocina alpujarreña se basa en la variedad y riqueza de los productos de la tierra, como frutas y hortalizas, de los pequeños huertos cercanos y muchas veces en los mismos pueblos. Cereales, almendras, higos de la cercana Contraviesa; maiz, ajo, hinojo, miel, judía verde y aceite de olivos centenarios. A todo ello se unen aves de corral, chotos, conejos y como no, el cerdo y todo lo que conlleva la matanza del mismo en rito, tradición y riqueza gastronómica.

Se trata de una cocina sencilla, natural y sabrosa, con una gran variedad de platos autóctonos de calidad que hacen de la gastronomía alpujarreña un atractivo en sí para los que se acercan a la comarca en general. Los platos típicos de los pueblos son la olla de hinojos, las gachas de “ajo quemao”y las gachas de caldo colorao, el guisaillo matancero, el potaje de castañas, los buñuelos… y gran variedad de exquisitos dulces de origen morisco.

Junto a estos platos autóctonos el cerdo es un producto emblemático, la popularidad del rito de la matanza en la Alpujarra muestra su importancia en la producción de los jamones y embutidos de la tierra. Para los más golosos la herencia musulmana se hace presente en la repostería alpujarreña, que cuenta con una amplia variedad donde elegir: tortas, soplillos de almendra, pan de higo, roscos, los merengues o los deliciosos Rosquillos de Vino.

A todos estos deliciosos platos se les suele sacar más sabor acompañándolos con los excelentes y recios vinos producidos principalmente en La Contraviesa.

Sabor, tradición y calidad de la Alpujarra

Junto a estos platos autóctonos el cerdo es un producto emblemático, la popularidad del rito de la matanza en la Alpujarra muestra su importancia en la producción de los jamones y embutidos de la tierra. Para los más golosos la herencia musulmana se hace presente en la repostería alpujarreña, que cuenta con una amplia variedad donde elegir: tortas, soplillos de almendra, pan de higo, roscos, los merengues o los deliciosos Rosquillos de Vino.

A todos estos deliciosos platos se les suele sacar más sabor acompañándolos con los excelentes y recios vinos producidos principalmente en La Contraviesa.

Se podría hablar largo y tendido sobre la tradición culinaria alpujarreña, pero no hay que olvidar que cada pueblo tiene su plato. Alpujarra de la Sierra representa toda una disparidad de sabores que acompañan sus platos típicos y postres.

La comida casera, a través de viejas recetas de cocina, junto con los excelentes productos que enriquecen esta tierra, ofrecen una amplia carta de platos típicos, en la que cabe reseñar las tradicionales migas, los guisos y pucheros, los embutidos del cerdo, y, cómo no, el singular plato alpujarreño, suculento manjar con el que dar rienda suelta al apetito más voraz.

Sabores y Colores de una Tierra Antigua

La comida casera, a través de viejas recetas de cocina, junto con los excelentes productos que enriquecen esta tierra, ofrecen una amplia carta de platos típicos, en la que cabe reseñar la “Olla de Hinojos” junto con las “Gachas de Caldo Colorao” constituyen los principales referentes gastronómicos de Alpujarra de la Sierra, hasta el punto de dedicar una fiesta a la gastronomía popular.

La fiesta en Yegen del “pucherico”, es de singular tradición, en los primeros días de Febrero. celebración en la que los vecinos de los distintos barrios se reúnen en una plaza o casa, donde desde tempranas horas de la mañana elaboran la gastronomía más típica de la zona, sobre todo en honor al nombre el popular puchero de garbanzos, acompañado de buenos vinos del lugar y las tradicionales rosetas de maíz bañadas en miel. Además de pasar el día bailando y cantando.

La repostería se encuentra salpicada por el legado morisco, que endulza nuestras comidas con deliciosos postres al más puro estilo bereber. Son de especial mención los populares soplillos de almendra, el delicioso pan de higo y sus típicos roscones.

 

Guía Turística 

Guía de Senderos 

Museo Fotográfico Rafael Vílchez 

Mecina Bombarón: Lunes a Viernes de 10 a 14 horas . Otros días y grupos consultar al tlf. 958 851 001

Espacio Brenan 

Yegen: Martes y Viernes de 13 a 14 horas. Otros días y grupos consultar al tlf. 958 851 001

Hoteles y Casas Rurales

Bares y Restaurantes

Ayuntamiento de Alpujarra de la Sierra